Skip to main content

Paracas

Aprenda más sobre el área local

A solo cinco minutos de La Hacienda Bahía Paracas, encontrará el ingreso a la Reserva Nacional de Paracas. Ubicada entre la impresionante belleza de la Bahía de Paracas y la mística tranquilidad del desierto, esta reserva natural única lo invita a descubrir fantásticas playas, mezclarse con una gran variedad de fauna marina y explorar las ruinas de la antigua cultura Paracas.

Islas ballestas

Es un pequeño archipiélago de islas rocosas, donde un gran número de especies marinas coexisten como pingüinos de Humboldt, delfines, flamencos y otras aves. En el siglo XIX, esta área representaba una importante fuente de ingresos para el país debido a la extracción de guano de las aves, un fertilizante de gran demanda en ese momento. Todavía se pueden ver los restos de los muelles que estaban en funcionamiento hace 150 años. En la actualidad, el desembarco en las islas no está permitido para evitar deteriorar la belleza y el equilibrio ecológico. Sin embargo, los visitantes pueden disfrutar del contacto directo con las especies de este ecosistema desde sus embarcaciones.

Además, los huéspedes de La Hacienda Bahía Paracas tienen acceso a nuestro muelle privado y embarcaciones de primera, que ofrecen excursiones a las islas. Una alternativa exclusiva y lujosa a las visitas públicas, nuestras embarcaciones cuentan con baños y techos duros. Al finalizar, ofrecemos una visita guiada a nuestro museo privado en el lugar.
 

Península de paracas

Es el destino ideal para los amantes de los ecosistemas marinos y costeros. En la antigüedad, esta península casi desierta servía de santuario para la cultura paracas. Los habitantes de esta civilización no vivían en el área, sino en los valles vecinos de Chincha, Pisco y Paracas. Curiosamente, la única función que cumplió la península fue servir como lugar de enterramiento para pasar la eternidad junto al mar.
 

El candelabro

En la ladera de una de las colinas que forman la península de Paracas se encuentra este impresionante diseño dibujado en la roca y la arena. Su origen no pudo definirse con certeza, lo que ha dado lugar a muchas leyendas que se centran en el libertador Don José de San Martín, los corsarios del siglo XVI, la antigua cultura nazca e incluso los extraterrestres. La verdad es que, dado que se puede ver desde el océano, su función parece ser guiar a los navegantes en alta mar.

Playa Arenas

Esta playa se encuentra en el norte de la península y es un destino popular de windsurf y kitesurf.

Museo Julio C. Tello

Expone una colección de piezas arqueológicas de Paracas, Nazca, Chavín y otras culturas precolombinas asentadas en territorio peruano. 

Back to top